Hechos Importante Sobre 1631

El impuesto a la energía de la I-1631 tiene muchos defectos y es injusto. Obligaría a familias, pequeñas empresas y consumidores de Washington a pagar miles de millones en mayores costos de gasolina, electricidad, calefacción y gas natural, pero exentaría a muchos de los más grandes contaminadores de nuestro estado y establecería poca responsabilidad sobre la rendición de cuentas del dinero recaudado.

$2300 millones en impuesto a la energía, con aumentos anuales
Un análisis del estado indica que el nuevo impuesto a la energía de la iniciativa 1631 costaría a las familias y consumidores de Washington más de $2300 millones de dólares, tan solo en los primeros cinco años. Las facturas más altas de electricidad y gas natural agregarían cientos de millones más a los crecientes costos de los consumidores. Y los impuestos progresivos de la iniciativa 1631 aumentarían automáticamente cada año, sin límite.

Fuente: Resumen de Impacto Fiscal de la I-1631, Oficina de Administración Fiscal del Estado de Washington, Rev. 24-AGO-2018

Los contaminadores más grandes no pagarán
La I-1631 exenta a muchos de los fabricantes, empresas y contaminadores más grandes del estado de pagar este cargo. De hecho, 8 de los 12 principales emisores de carbono del estado — una enorme planta generadora por combustión de carbón, una fundición de aluminio, fábricas de pasta de papel y papel, fábricas de hierro y acero, fabricantes de productos químicos, fabricantes de aviones y otros grandes emisores— estarían exentos de pagar este cargo y cualquier aumento asociado a sus costos de electricidad. Así, las grandes corporaciones estarán protegidas, mientras los consumidores y las pequeñas empresas pagarán miles de millones por el nuevo impuesto de la I-1631.

Fuente: Iniciativa 1631, Sección 9 (1) (e) (i); Programa de informes obligatorios para notificar la emisión de gases de efecto invernadero en Washington, Emisiones reportadas en 2016, Departamento de Ecología del Estado de Washington

Los consumidores pagarán precios de gasolina más altos
Estimaciones independientes indican que la I-1631 aumentaría los precios de la gasolina para los consumidores de Washington hasta 14 centavos por galón en el primer año, más aumentos automáticos cada año. Estos aumentos se cuadruplicarían hasta 57 centavos adicionales por galón dentro de los próximos 15 años, sin límites en la cantidad de costos. Washington ya tiene el tercer precio más alto de gasolina en todo el país y la I-1631 lo aumentaría automáticamente cada año, indefinidamente.

Fuente: Iniciativa 1631, Sección 8 (3); Coeficientes de producción de CO2 del combustible, Administración de Información sobre la Energía de los EE. UU.; AAA, Promedios de precios de la gasolina en el estado

Las familias y las pequeñas empresas pagarán mayores costos de energía
Además de los aumentos en el precio de la gasolina de la I-1631, las familias y las pequeñas empresas de Washington también enfrentarían mayores costos de combustible para calefacción, gas natural y electricidad. Como resultado, se estima que la I-1631 costaría al hogar promedio de Washington cientos de dólares más por año, que aumentarían cada año, perjudicando especialmente a quienes no pueden pagar más.

Sin pautas claras, sin un plan específico, sin responsabilidad respecto a la rendición de cuentas
La I-1631 crearía una nueva burocracia estatal que involucraría a 14 agencias estatales y tan sólo durante los primeros cinco años, costaría unos $27 millones. Con la I-1631, no habría una verdadera rendición de cuentas ni una supervisión significativa de la junta de políticos designados no electos que tendrían a su cargo gastar los miles de millones en dólares recaudados de los contribuyentes. La I-1631 no establece un plan específico, ni pautas claras, ni requisitos para gastar los fondos y reducir específicamente los gases de efecto invernadero.

Fuente: Iniciativa 1631, Secciones 5, 6; Estudio del Impacto Fiscal de la I-1631, Oficina de Administración Fiscal del Estado de Washington, 24 de agosto de 2018

Sin garantía de eficacia y baja probabilidad de reducir los gases de efecto invernadero
El enfoque de la I-1631 sobre la política climática tiene muchos defectos y pocas esperanzas de reducir significativamente los gases de efecto invernadero o de ser eficaz para enfrentar el cambio climático. Exenta a los contaminadores más grandes de nuestro estado, impone un impuesto permanente creciente a las familias y consumidores de Washington, y es una carga desproporcionada para los que menos tienen. Sin pautas claras ni responsabilidad de rendir cuentas sobre cómo una junta no elegida gastaría miles de millones en dólares de los contribuyentes, la I-1631 no ofrece ninguna garantía o probabilidad de lograr reducciones significativas en los gases de efecto invernadero y proteger al medio ambiente.

Considere los hechos sobre la I-1631